El mundo lleno de maravillas naturales nos deleita día a día con colores, formas y aromas desconocidos, sensaciones perdidas entre el monte que tumba el campesino para crear pasturas para vacas, cultivos de papa y fresa, entre los bosques que tumban los constructores para dar paso a casas de campo con sus céspedes, platanales y naranjales, desconociendo de forma absoluta la riqueza de lo que tumban para siempre.

Depredación para fincas de recreo en San Francisco, Cundinamarca. Hernán Bernal

De entre las familias botánicas de mayor belleza junto con las orquideas encontramos las pasionarias, pasifloras o flores de la pasión, cuyas flores han inspirado leyendas y alimentado la pasión de miles. Las pasifloras no son cultivadas únicamente por la belleza de sus flores, sino también por sus deliciosos frutos.

Passiflora caerulea. Hernán Bernal

Proposito



El propósito de esta página es dar a conocer al mundo algunas de las bellezas ocultas de Colombia, ayudar a generar un poco de conciencia sobre nuestras especies nativas tanto ornamentales como frutales y contribuir con el conocimiento de la flora colombiana.

Mi idea también es colaborar con otras personas alrededor del mundo en la conservación y dispersión de plantas de esta familia, algunas bajo fuerte presión por la destrucción de su hábitat y el desconocimiento de su valor.

Agradecimientos



Agradezco de primera mano a John Ocampo del CIAT por su grandiosa ayuda con fotos, textos e información, a Gustavo Morales gracias a quien mi colección se encuentra en el Jardín Botánico de Bogotá, a Miguel Mollinari por su inmensa colaboracion y su inmenso trabajo en el conocimiento de las pasifloras tanto venezolanas como colombianas, a Alexandra Hernández experta colombiana en decalobas




2009 Hernán Darío Bernal Parra. Todos los derechos reservados